Edificios: fachadas modernas y autosustentables

Hoy en día la arquitectura cuenta con diferentes estilos que pueden aplicarse a la construcción tanto de casas como de edificios, además de ello debido a la preocupación por el cambio climático también se hacen presentes materiales nuevos que pueden aplicarse en las fachadas de edificios o como una forma de convertir a estos en autosustentables, conozcamos un poco más sobre los edificios y las diferentes opciones para sus fachadas.

Los edificios sin lugar a dudas son construcciones imponentes, sean construcciones antiguas o recientes, así también podemos notar las diferentes influencias tanto culturales como estéticas que estas tuvieron al momento de diseñarse y en su acabado. La tendencia hoy en día es hacia el estilo moderno, en el cual una de las características principales es el uso de materiales como el aluminio y el vidrio.

Así también en estas construcciones de estilo moderno podemos encontrar la necesidad de colocar iluminación en las fachadas de edificios, puesto que al ser imponentes construcciones por la noche pueden adquirir una belleza particular, además claro de servir de atracción para dar a conocer a la empresa que hace uso del edificio. Esta iluminación debe ser llevada a cabo teniendo en consideración detalles como los materiales utilizados en la construcción, el entorno y la iluminación que este a su vez provee.

Sin embargo también se dio paso a interesantes propuestas, debido principalmente a la preocupación por el daño ecológico de nuestro planeta, buscando entonces materiales que sean amigables con el medio ambiente e incluso se han llegado a producir innovaciones para posibilitar un edificio autosustentable.

Dentro esto último podemos nombrar el BIQ house en Alemania, el cual cuenta con algas vivas en paneles que se encuentran en dos de sus fachadas, las cuales administradas con un ingenioso sistema producen biogás para la generación de electricidad. También es posible encontrar edificios que presentan plantas cubriendo sus fachadas, que basadas en una arquitectura ecológica posibilitarían el ahorro energético, reducción de la contaminación atmosférica y acústica además de dar un toque distinto a la construcción.

Junto a esto actualmente es posible encontrar materiales ecológicos para la construcción de edificios, pudiendo nombrar el poliuretano de soja, el kapilux, el aerogel, la fibra decáñamo e incluso se ha llegado a usar el corcho para las fachadas de edificios  siendo útil para el aislamiento acústico del mismo.

Los diferentes avances logrados y los nuevos materiales que van apareciendo posibilitan la construcción de estructuras autosustentables al mismo que mantienen un estilo moderno en su diseño, las fachadas de edificios pueden resultar muy beneficiadas de los nuevos elementos ecológicos, puesto que brindan un aspecto innovador a la construcción.

 

Fachadas modernas: aspectos básicos tomar en cuenta

Cuando estamos eligiendo la fachada de nuestra casa, tenemos diferentes opciones que en muchos casos va relacionado al lugar en el que se encuentra ubicada la construcción, en este sentido habrá fachadas que no serán la mejor elección. En cuanto a las fachadas modernas, estas cuentan con mayor ventaja en una ciudad, aunque puede adaptarse a lugares con bastante vegetación.

Sin embargo, para empezar a entender un poco acerca de las fachadas modernas, debemos decir que estas no cuentan con un estilo previo, de manera que no hay una línea que la anteceda de la cual haya que respetar algunos patrones en la construcción, sin embargo a pesar de ello contamos aspectos básicos con los cuales identificar si una fachada es moderna o no lo es.

Un aspecto básico que servirá de guía para identificar la fachada es aquel relacionado a las aberturas, estas cuentan con menor altura siendo la anchura la predominante, esto suele notarse en las ventanas que en su mayoría y siguiendo lo dicho anteriormente, resultan ser más anchas que altas.

Otro aspecto básico en cuanto a las fachadas modernas, es lo referente a los techos, en un sentido general estos cuentan con la característica de ser planos y bajos, con lo cual se brinda a la construcción de un aspecto visual simple y compacto, que se verá favorecido con una decoración que siga la línea.

Existe un detalle a considerar, las fachadas modernas no son iguales a las fachadas contemporáneas, entiéndase que el movimiento modernista es un estilo que se manifestó en el segundo cuarto del siglo XX, que tomó nuevos bríos en los años 50 y 60 manteniendo cierta vigencia.

Lo contemporáneo hace referencia a lo creado en un tiempo presente haciendo uso de técnicas y tecnología de reciente aparición, siendo una diferencia notoria en cuanto a fachadas que las aberturas son más altas que anchas y los techos algo más elevados en comparación con lo moderno.